logo

¿Tienes un reto en mente?

Escuchamos tus ideas para materializarlas en soluciones TI vanguardistas, generando valor, oportunidades reales y competitividad a tu empresa, comprometidos con un servicio ágil y personalizado.

BlockChain, BlockChain y más BlockChain

Desde hace varios meses venimos escuchando con mayor frecuencia el término BlockChain. Ya sea en el ámbito empresarial, gubernamental o en empresas de gran reconocimiento como Visa, MasterCard, Amazon, Google e IBM. Pero… ¿Qué es realmente BlockChain y qué beneficios podría traer para mi empresa? ¡Aquí te lo contamos!

BlockChain se proyecta como una de las 10 tecnologías que tendrá mayor impacto en la Industria 4.0 de esta década. Su idea nació en los 90’s con el movimiento Cyberpunk, pero no fue sino hasta el 2008, que un tal Satoshi Nakamoto, la volvió una realidad al crear el BitCoin: la primera Criptomoneda de nuestra historia.

El BitCoin inició como una protesta al sistema financiero actual, eliminando los intermediarios al permitir transacciones P2P, y por ende las comisiones y costos adicionales que esto representa.

La BlockChain de BitCoin es utilizada para almacenar todas y cada una de las transacciones que se realizan con esta criptomoneda. Sus registros son públicos y sus usuarios son, en principio, anónimos. Se identifican con una dirección alfanumérica de 34 dígitos y su identidad no se muestra por seguridad, ya que cualquier persona que tenga acceso al ID de la transacción (llamado hash en las diferentes BlockChain) puede saber con exactitud el valor transado, la fecha, hora, balances y cualquier información adicional que se almacene de la transacción.

Lo invito a “googlear” el hash del bloque génesis de BitCoin o el hash de las 2 primeras pizzas que se compraron con BitCoin y posteriormente ingresarlo a blockchain.info.

 

En 2015 Vitalik Buterin creó una nueva BlockChain llamada Ethereum incluyendo un desarrollo muy valioso para este ecosistema, los Smart Contracts o Contratos Inteligentes que, como dice un profesor, no son contratos ni son inteligentes, son un grupo de reglas y normas que se pueden personalizar conforme a la necesidad de cada usuario o empresa y permite automatizar cualquier proceso, reduciendo significativamente costos y tiempos, por ejemplo, el banco BBVA hace un par de años logró hacer transacciones intercambiando Euros por pesos mexicanos en 15 segundos, proceso que normalmente toma de 2 a 3 días, con una reducción de costos superior al 90%, también intermedio en el envío de 25 toneladas de atún entre México y España, el proceso de envío, verificación y autorización tomaba entre siete y diez días, se logró realizar la operación completa en tan sólo dos horas y media, todo esto gracias a los Smart Contracts.

Para entender qué es una BlockChain, o cadena de bloques, necesitamos tener claro tres cosas: la primera, que un bloque es un conjunto de transacciones almacenadas y selladas que es inmutable, crea una cadena al interconectarse con el bloque inmediatamente anterior y, simultáneamente, con el bloque siguiente por medio de algo llamado hash.

Lo segundo es que un hash es el ID único de cada transacción. Cuando se cierra un bloque se genera y asigna un hash a ese bloque que se acaba de cerrar, haciéndolo único dentro de la BlockChain y cada nuevo bloque que se genera inicia almacenando el hash del bloque inmediatamente anterior. Así es que los bloques permanecen interconectados unos con otros.

Y lo tercero es la descentralización. En la BlockChain de BitCoin hay más de 100.000 computadores interconectados unos con otros, ubicados en diferentes partes del mundo. A cada computador se le conoce como un nodo y al estar distribuido en diferentes partes del mundo, permite que la red esté descentralizada. Garantizando una estabilidad sin precedentes, pues si 50.000 nodos dejaran de funcionar, hay otros 50.000 funcionando que mantendrían viva y a flote la BlockChain de BitCoin.

Ahora imaginemos que entramos a una bodega y vemos miles de cajas interconectadas unas con otras por una cinta magnética que permite incluir una numeración única a cada caja. Y que en cada una de ellas están almacenados documentos con reportes de todas las transacciones que se han realizado en un banco desde su creación. Eso sería físicamente una copia de una BlockChain.

Las cajas serían los bloques, los documentos contienen los hash de cada transacción almacenada en cada bloque y la cinta magnética nos permite tener la trazabilidad de la numeración única de cada caja, es decir, el hash de cada bloque que se interconecta con el bloque inmediatamente anterior.

En la realidad cada nodo almacena una copia de la BlockChain a la que está conectado. Cada vez que se cierra un bloque, se informa a todos los nodos simultáneamente, así como al hash que lo identifica. Por eso cuando alguien intenta alterar información de un bloque la BlockChain rechaza el bloque alterado y no lo almacena, porque no coincide con las demás copias que son distribuidas entre los nodos.

Por ejemplo, si yo quiero duplicar una transacción de BitCoin o cambiar la billetera de recepción, mi transacción y mi bloque son rechazados por la BlockChain, ya que la información almacenada no coincide con las más de 100.000 copias que se distribuyen entre los otros nodos.

Imagínese un desarrollo de una BlockChain para votaciones, donde una vez una persona marque su voto, éste no se pueda modificar porque en caso de intentarlo la BlockChain lo rechazaría al no coincidir con las copias almacenadas en el resto de nodos. O imagínese una BlockChain que almacene la historia clínica de los ciudadanos de un país, si a un usuario se le realiza un procedimiento en una clínica, luego en otra, luego cambia de ciudad, etc. la reducción en tiempos de atención y en costos es bastante significativa, o que los bancos implementaran desarrollos como el ejemplo del BBVA.

Actualmente hay miles de proyectos en diferentes sectores de la industria y con objetivos muy variados. En China, el gobierno emitió una CBDC (Central Bank Digital Currency) y la está entregando directamente a los ciudadanos. Está pagando parcialmente sueldo a sus empleados estatales y tiene acuerdos con miles de comercios para la recepción de esta CBDC, todo con tecnología BlockChain. El Banco Central Europeo hará algo similar y por cada Euro Digital que emita, sacará de circulación un Euro físico. Todo esto es posible gracias a que la tecnología BlockChain puede ser usada y adaptada a las necesidades de cada cliente o grupo de clientes.

Actualmente hay diferentes tipos de BlockChain con desarrollos más avanzados. Uno de ellos es Symbol, desarrollada por NEM Software, permite interconectar BlockChain privadas y públicas, reducir la cantidad de transacciones reportadas en la BlockChain, crear soluciones híbridas y mejorar la seguridad. Esta tecnología cuenta con una estructura de capas que no habíamos visto antes, esto nos da la libertad de volver realidad cualquier proyecto que tenga una empresa automatizando procesos y reduciendo significativamente los tiempos y costos.

Referencias

No hay comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Nombre
Correo electrónico
Sitio web