logo

¿Tienes un reto en mente?

Escuchamos tus ideas para materializarlas en soluciones TI vanguardistas, generando valor, oportunidades reales y competitividad a tu empresa, comprometidos con un servicio ágil y personalizado.
artículo_analitica

Cultura analítica en las Organizaciones

Considerar los datos como un activo en la organización, debería ser uno de los aspectos más relevantes para los colaboradores de la misma.

Se ha demostrado que una de las encrucijadas para la alta gerencia siempre ha sido la correcta toma de decisiones, y dependiendo de la pureza de la información proporcionada, se logra el objetivo satisfactoriamente. Pero, ¿cómo lograr que se vuelque a la cultura analítica para que las decisiones sean tomadas con base en los datos?

Lo anterior, podría darse cuando la organización asuma que los datos son un activo. Además, de involucrar a los líderes, analistas o colaboradores para conseguir el cambio cultural a través de la concientización. Finalmente, deberá plantear casos de negocio que permitan analizar los datos e invertir en herramientas tecnológicas para identificar visualmente, después de dicho proceso, ¿qué ha pasado? ¿por qué ha pasado? ¿qué va a pasar? ¿qué hacer para que ocurra? y posteriormente desarrollar una metodología que permita dar solución a los problemas de la misma. 

¿Cómo empezar?

Es importante escuchar a todas las partes interesadas, ya que el beneficio que se obtendrá al realizar análisis de datos con base en la cultura analítica de los mismos, podría variar dependiendo del objetivo que se quiera alcanzar. 

Se identificaron los siguientes pasos que permiten concluir si cuenta con las herramientas necesarias para dar inicio al proceso de toma de decisiones basado en el análisis de datos.

1. Obtener el insumo principal. Puede que se asuma como uno de los puntos más sencillos, pero realmente es el más esencial del proceso, ya que el insumo principal es el conjunto de los siguientes factores:  

  • Conocer el negocio.
  • Identificar qué es lo que se persigue.
  • Identificar en el negocio cuál es la información que genera valor.

En la organización se puede presentar que todos los procesos están volcados a la cultura análitica de datos, pero es importante acotar el alcance para realizar el análisis, ya que no es necesario abordarlos todos en una sola iteración.

Así las cosas, se puede realizar una priorización sobre cuál es la información que más genera valor, teniendo en cuenta que no se vulnere la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la misma. 

2. Plantear las preguntas de negocio. Las preguntas planteadas deben tener la capacidad de dar una respuesta clara a lo que se quiere resolver y estar orientadas a la obtención de resultados cuantitativos. 

3. Identificar los KPI (Identificador clave). De acuerdo al insumo principal, se deben identificar los valores claves que permitan dar respuesta a las preguntas planteadas.

4. Identificar si los datos que hoy se tienen ayudan a resolver el problema. No vale la pena empezar el proceso si se descubre que con la información que tiene la organización no hay solución al problema o revisar los pasos 2 y 3, para determinar si las preguntas formuladas logran dar solución a la toma de decisiones basada en datos. 

5. Definir los modelos. Para realizar el análisis de datos se utilizan modelos estadísticos, modelo de base de datos para datawarehouse, datamart, entre otros; junto a el personal idóneo que cuente con alta experiencia en estas áreas, que permitirá la efectiva construcción y desarrollo del proceso.

“Antes de iniciar un modelo de aprendizaje se debe tener total certeza de qué se quiere hacer con este, darle el rumbo sobre la marcha no es buena idea”

6. Utilizar herramientas que nos permitan visualizar los resultados. Una vez construidos los modelos matemáticos, estadísticos o la base de datos, se debe procurar escoger una herramienta que permita visualizar los resultados obtenidos. 

En el mercado se puede encontrar Qlik Sense, IBM Data Science and Business Analytics, PowerBI, entre otros, ya que estos procesan gran cantidad de datos en tiempo récord; además, ofrecen modelos de aprendizaje automáticos, sin embargo, estos se podrán utilizar cuando se tenga la experticia adecuada. 

7. Seleccionar el personal. Finalmente, es importante contar con el personal idóneo para desplegar los resultados y que pueda ejecutar acciones que permitan tomar las mejores decisiones basadas en datos.

La cultura analítica de datos permite tener una ventaja competitiva, anticipándose a lo que puede llegar a suceder en beneficio de la organización. Los datos siempre están al alcance de las personas, lo importante es darle sentido a estos a través del análisis de los mismos, además la necesidad de información relevante ha obligado a que la disponibilidad tenga que ser en tiempo real para poder tomar decisiones instantáneas, lo que permite redireccionar el rumbo de las actividades que se realizan al interior de las organizaciones a corto y mediano plazo.

Como dato final, el tiempo mínimo para ejecutar un proyecto de cultura analítica contemplando los 7 pasos descritos anteriormente puede tomar de 4 a 6 meses, garantizando previamente la calidad en los datos, las necesidades organizacionales, objetivos del negocio, alcance delimitado por la información que genera valor y esto se logrará implementar cuando los colaboradores y alta dirección asumen los datos como un activo de la organización.

La invitación es a utilizar los datos como una herramienta adicional que permita anticiparse a los resultados y así reducir el riesgo que implica la toma de decisiones para una determinada área de la organización. 

 

Referencias

No hay comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Nombre
Correo electrónico
Sitio web

¿Necesitas ayuda?